De cómo dimos de alta las oficinas de AVEQ-KIMIKA en Ingurunet y resultó ser sorprendentemente fácil.

Antes de empezar, porque estoy intuyendo las caras de incredulidad entre la audiencia al leer el título, un par de aclaraciones:

Nosotros somos una asociación sin ánimo de lucro con configuración de pyme. Con todas las ventajas e inconvenientes de las pyme, y, para que este proceso vaya bien, ser pyme es una ventaja.

Es una ventaja porque, normalmente, la persona “con firma” es alguien cercano y accesible y no tiene que pedir permiso a consejos de administración en Cincinnati o Berlín para obtener el certificado electrónico que le permite representar a la entidad en Internet.

Además, los permisos informáticos, para instalar programas o para habilitar webs o ventanas emergentes, no los gestiona un servicio en Lyon o en Liverpool, sino Dani o Emilio, el “informático” que nos echa una mano cuando se cae la red o se atasca la impresora.

Las multinacionales, en esta ocasión, lo tienen mucho más difícil. Ya lo tuvieron en la época del IKS, aunque, en mi modesta opinión, los responsables y técnicos del Gobierno están siendo más comprensivos con esas dificultades y colaboran para solucionarlas. No abandonen y pidan ayuda si la necesitan.

Salvadas esas cuestiones, el trámite, realizado con cierto orden, es tal y como lo contamos aquí. Lo he probado personalmente y ha resultado rápido, fácil y relativamente sencillo: 

Tramitar una “firma electrónica” de la empresa.

Si el gerente no tiene ya un certificado electrónico con el que puede representar a la empresa en Internet, es lo primero que hay que hacer.

En el caso de AVEQ-KIMIKA, fue necesario hacer nuevos poderes generales de representación a mi nombre, para que incluyeran específicamente la concesión de firma electrónica. Los anteriores eran algo antiguo.

Los notarios tienen ya las fórmulas preparadas y, más allá del engorro de incluir el punto en el orden del día de la junta y molestar a la presidenta para ir a firmar, no es mayor problema.

En AVEQ-KIMIKA elegimos un certificado de representante legal de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. Se inicia la gestión por la web de la propia FNMyT y, con un documento que se recibe por vía electrónica, hay que acudir a la Delegación de Hacienda Estatal correspondiente. Con esa gestión hecha, se baja un certificado de la web al navegador (en nuestro caso usamos Firefox, porque era el que recomendaba la FNMyT).

Para poder usarlo con cualquier aplicación del ordenador, hay entrar en el menú de Firefox y en “Certificados Instalados”, aparece la opción “Exportar” y se guarda, por ejemplo en el escritorio, un archivo con la extensión PFX.

El icono en Windows de ese archivo es un sobre con una llave. Se pincha sobre él con el botón derecho del ratón y aparece la opción “Instalar”.

Una vez instalado, ya es posible, por ejemplo, firmar PDF con el Acrobat Reader normal, realizar facturas electrónicas (otro día les cuento nuestra aventura con el tema de las facturas electrónicas porque tiene “miga”…) o acceder a sitios web que requieren autenticación.

Aunque nadie se fija si se hace mal, al menos nadie que no sea técnico en seguridad informática, al firmar un PDF, ofrece la posibilidad de hacerlo con cualquiera de las dos modalidades (“firma” y “autenticación“) y, en realidad, técnicamente sólo es correcto hacerlo con el certificado de “firma”… el otro, el de “autenticación” solamente es para acceder a sitos web como el Registro Electrónico de Representantes o Ingurunet.

Registro Electrónico de Representantes. (Navegador Chrome)

Antes de acceder al Registro Electrónico de Representantes es necesario instalar un programa de firma que distribuye Izenpe. El programa se llama Idazki Desktop y puede descargarse aquí. La necesidad de utilizar este programilla es explicada por Izenpe con este párrafo:

Esta herramienta de Izenpe permite la firma electrónica sin necesidad de usar un componente Applet. Navegadores como Windows Edge (Windows 10) y Chrome desde su versión 46 no aceptan la ejecución de Applets. Esta casuística se solventa con la adaptación del servicio y el uso de este  Id@zki desktop.” 

Y a mi me hace preguntarme: ¿cómo es que dejan a los informáticos escribir explicaciones?… y, sobre todo, ¿para qué?, si nadie les va a entender… 

No explican qué versión es la adecuada para cada ordenador, pero, a poco que el ordenador sea relativamente nuevo, podrá usarse la de “64 bits”.

La instalación es un tanto extraña porque, al menos en nuestro caso, en ningún momento avisa “Ha terminado la instalación” o algo similar. Se abre y se cierra una ventana muy rápido… y, aparentemente, termina.

Una vez hecho eso se, puede acceder al “Registro Electrónico de Representantes” en esta dirección:

https://eidas.izenpe.com/trustedx-authserver/izenpe/flowSelector.xhtml

Como tenemos el certificado de representante instalado en el ordenador, elegimos “Certificados Digitales” y se accedemos al Registro, y nos reconoce automáticamente.

En primer lugar, antes de hacer nada, hay que habilitar las ventanas emergentes para el sitio web. En Chrome, simplemente pinchando en la (i) o el candado que aparece junto a la dirección, se accede a las “Configuración del sitio web” y una de las posibilidades es cambiar “Ventanas Emergentes y Redirecciones: Bloquear (predeterminado)” por “Permitir”.

Como nuestro certificado ya nos ha reconocido como representantes de AVEQ, nos permite realizar el trámite de darme de alta como representante de la Asociación ante el Gobierno Vasco. Para ello, se rellena un formulario, en mi caso, como gerente, marco la opción que permite representar a AVEQ en todos los ámbitos del Gobierno y al darle a continuar aparece una ventana con un documento que hay que firmar, para lo que se usa la aplicación de Izenpe que previamente hemos instalado “Idazki Desktop” que se activa automáticamente.

Una vez firmado, ya aparezco como representante de la Asociación ante el Gobierno Vasco.

Con ello, cuando accedo con mi certificado, en el registro electrónico me aparece el botón “Añadir Persona”.

Nosotros no hemos añadido a nadie más, pero aparece un formulario idéntico al rellenado como gerente, aunque en la opción “Procedimientos Seleccionados”, en vez de marcar “Todos los procedimientos del Gobierno Vasco”, elegiremos “Todos los procedimientos del área de actuación”… ahí se desplegarán varias opciones: si queremos habilitar a alguien para dar de alta los equipos a presión ante Industria, elegiremos “Industria”, si queremos habilita a alguien para Ingurunet, marcaremos “Medio Ambiente”… se puede marcar varias opciones, claro.

Pinchamos finalmente, al pie del formulario en “Añadir Persona” y en “Continuar”… y ya está.

La persona que habilitamos, a su vez, tendrán que tener su propia forma de identificarse electrónicamente. Puede ser el DNI electrónico o la tarjeta de ciudadano de Izenpe. La ventaja es que no hay que andar con nuevos poderes, con ese sencillo trámite, se dan de alta o de baja certificados personales, que se pueden gestionar de manera mucho más sencilla.

Ingurunet. (Navegador Chrome)

Ahora ya podemos acceder a Ingurunet.

http://www.euskadi.eus/ingurunet/web01-s2ing/es/

Al pinchar en “Entrar”, como tenemos el certificado ya instalado en el ordenador, nos reconoce y pregunta:

¿Cómo deseas interactuar con Ingurunet?

Soy un particular y deseo actuar en mi nombre

Soy un autónomo ( ni número de DNI y mi nombre)

Ninguna es nuestra opción, pero, abajo a la derecha, junto a “Seleccionar” hay otra opción “Alta de entidad”, donde damos de alta la Razón Social de la empresa, y ponemos la sede social y los datos fiscales, que pueden ser dentro o fuera de la CAPV. Más adelante se dará de alta el “Centro de Trabajo” concreto.

Una vez completado, pinchamos en “Añadir centro” y lo primero que aparece es un aviso:


Aviso importante

INGURUNET actualmente sólo está activo para tramitar los siguientes procedimientos:

Por tanto SOLO están accesibles en INGURUNET los centros que estén afectados por dichos procedimientos.

El resto de procedimientos y servicios se seguirán prestando en el Sistema IKS eeM hasta nueva comunicación.

Por tanto, si accede a INGURUNET y ya tiene una entidad y centro creados en el Sistema IKS eeM NO cree el mismo centro en INGURUNET por favor.

Para cualquier aclaración no dude en contactar con nosotros a través de teléfono 012-Referencia IKS-INGURUNET.


Como AVEQ-KIMIKA no estaba dada de alta en IKS eeM, pinchamos en “Aceptar” y procedemos con el alta, en un formulario inicial muy similar al primero. Revisamos, completamos, en nuestro caso, al elegir “Actividad Principal”, hay una opción fuera de la lista que indica “Sin Actividad Industrial”, la elegimos y pinchamos en “Enviar”.

El sistema piensa durante unos segundos y… ¡¡ya tenemos NIMA!!: 

NIMA oficinas AVEQ-KIMIKA –> 4800301994 

Una vez que nos hemos dado de alta, la verdad es que no nos deja hacer gran cosa… en realidad, nada. El sistema esta en desarrollo y nosotros somos solamente una oficina.

Cuando se vayan implantando módulos, en concreto, el que todo el mundo espera es el de gestión de residuos, se irán abriendo posibilidades.

Entre tanto, las empresa IPPC pueden acceder a ver su expediente e ir comprobando que todo está en su sitio. Pero, en fin, siempre es conveniente estar preparados e ir teniendo el acceso habilitado.

Les iremos informando.

Volver a www.aveq-kimika.es

Rumores, pogromos y la fecha del PRTR 2018

La palabra “pogromo”, el diccionario de la RAE la define como:

Del ruso pogrom ‘devastación, destrucción’.
1. m. Masacre, aceptada o promovida por el poder, de judíos y, por extensión de otros grupos étnicos.

Es un término que se empezó a utilizar para denominar a los ataques y linchamientos masivos que sufrían las comunidades judías de Rusia a finales del siglo XIX y principios del XX. Consentidas, cuando no promovidas, por las autoridades zaristas, con intención de desviar el descontento popular, haciendo recaer la culpa de las penurias del pueblo ruso en alguien que no fuera su propio gobierno, carcomido por la corrupción.

El anti-semitismo, común en casi toda Europa, que provocó aquellas matanzas en Rusia, que, según las fuentes, supusieron entre 70.000 y 300.000 víctimas mortales entre 1870 y 1917 aproximadamente, que culminó en la industrialización del holocausto nazi, se basaba siempre en rumores y habladurías que provocaban la indignación y la ira popular.

Aquello no era algo nuevo. Aunque no se llamaran así, pogromos hubo mucho antes y el mecanismo de los rumores parece haber sido siempre una palanca estupenda.

Durante la baja Edad Media, en plena vorágine de la Peste Negra que asolaba Europa, los rumores de que la epidemia la provocaban los judíos, envenenando los pozos de agua surgían por doquier. Alimentados por el hecho de que la epidemia afectaba menos a los judíos, al parecer sus costumbres higiénicas eran mejores que las de la mayoría cristiana, decenas de barrios hebreos de ciudades alemanas, francesas, italianas, en el Reino de Aragón y en la misma Barcelona, fueron atacados y miles de hombres, mujeres y niños asesinados.

Los libros que cuentan la historia del Holocausto suelen citar ataques en el siglo XIII en las actuales Alemania, Chequia y Polonia, motivados en rumores que decían que los judíos habían robado formas consagradas de una iglesia y les habían clavado puñales para provocar una nueva resurrección de Cristo mediante brujería y así poder volver a matarlo. ¡Y la gente lo creía! Algo así de absurdo y la gente lo creía hasta empujarles al asesinato.

Ese mecanismo se sigue usando hoy en día. O al menos, hay gente que lo sigue intentando. Por suerte, parece que los linchamientos en masa ya no se llevan. Esperemos que sea una tendencia que dure, pero, un consejo: cada vez que reciban un reenvío de WhantsApp que les parezca especialmente indignante sobre, por ejemplo, el fenómeno de la inmigración, antes de reenviarlo, pásense por esta web: https://migracion.maldita.es y verán a qué me refiero.

Nadie está libre de ser víctima de rumores. En un mundo tan profesional como la industria, tampoco los estamos. Ya les conté la historia de la calavera con dientes y la lágrima del pez.

A veces, es fácil saber de dónde viene el rumor y a veces no: surge de un comentario de un inspector de trabajo en una jornada, de una nota de la Comisión Europea no demasiado bien traducida…

Pues bien, durante la última semana, no menos de 10 empresas me han preguntado si era cierto que este año tenían que presentar la declaración PRTR antes del 28 de febrero y no, como se hacía hasta ahora, antes del 31 de marzo. Y, para reforzar el rumor, alguno de los técnicos que me preguntaban, me han mandado alguna aventurada nota de alguna asociación o algún email de algún consultor algo despistado que iba un poco más allá y afirmaba, sin rubor alguno, que claro, que si hay nueva fecha para PRTR, “debería aplicarse también a la fecha de la e-DMA”… y es entonces cuando decidí investigar y hacer, si me permiten la broma, un “Maldito Bulo- Versión IPPC”.

Ni el Reglamento (CE) n.º 166/2006, el Reglamento E-PRTR, ni el Real Decreto 508/2007, por el que se regula el suministro de información sobre emisiones del Reglamento E-PRTR y de las autorizaciones ambientales integradas en España, incluyeron fecha límite para que las empresas entregaran la información a la autoridad ambiental.

El RD 508/2007, legislación básica, al fin y al cabo, reguló la entrega de la información que las Comunidades Autónomas tenían que mandar al Ministerio y en qué fecha debían hacerlo (antes del 30 de junio), pero dejaron que cada autoridad competente estableciera sus propios plazos.

La Comunidad Autónoma Vasca no ha emitido normas reglamentarias de desarrollo de la IPPC y su ley sustancial, la Ley 3/1998, es muy anterior a la trasposición de la Directiva y, aunque podía haberlo hecho como sí se hizo en Cataluña, no contempla un procedimiento de evaluación integral de impactos. A pesar de ello, las AAIs emitidas por la autoridad ambiental vasca son extraordinariamente completas y todas incluyen, al menos todas las que yo conozco, un párrafo como este:

Entonces, ¿de dónde viene este rumor?

El pasado mes de noviembre se publica en el BOE la Orden TEC/1171/2018 que regula la información, el control, el seguimiento y la evaluación de las grandes instalaciones de combustión (GIC).

En su artículo 5 dice:

Los titulares de las GIC comprendidas en el ámbito de aplicación de esta orden estarán sujetos a las obligaciones de remisión de información de sus emisiones anuales, a partir de la entrada en vigor de esta orden, y antes del último día del mes de febrero de cada año, […] Toda esta información deberá ser notificada por las instalaciones GIC, a través de la herramienta PRTR, donde se incluirá una declaración responsable que garantice la veracidad de los datos. PRTR-España remitirá esta información a la Comisión Europea a través de la Agencia Europea de Medio Ambiente.

Algo es algo… consultemos entonces el ámbito subjetivo de aplicación de la Orden en cuestión:

Artículo 2. Ámbito de aplicación: “La presente orden se aplicará a las grandes instalaciones de combustión que se encuentren incluidas dentro del ámbito de aplicación conjunta del capítulo V y del anejo 3 del Reglamento de emisiones industriales.

Vaya… una remisión cruzada de esas que tanto nos gustan… pero un buen investigador anti-bulos no se arruga por estas cosas…. Con “Reglamento de emisiones industriales” se refiere, obviamente, al Real Decreto 815/2013 y, si consultamos el artículo 42 de ese reglamento, artículo con el que empieza el capítulo V:

Artículo 42. Ámbito de aplicación. “1. Este capítulo se aplicará a las instalaciones de combustión, cuya potencia térmica nominal total sea igual o superior a 50 MW, cualquiera que sea el tipo de combustible que utilicen.

De modo que ese cambio, en cualquier caso, solamente afectaría a instalaciones de combustión de más de 50 MW que, por el juego de competencias regulado en el Capítulo VIII de la Constitución, no tengan establecida otra fecha, bien sea por normativa autonómica, o bien por resolución individual… así que ¿aproximadamente a cuántas instalaciones afecta este cambio en la CAPV?, hasta donde yo sé, a ninguna.

Y es entonces cuando un técnico muy motivado de otra consultora, ésta subcontratada por el Ministerio de Medio Ambiente (y es ahí de dónde parece venir el lío…), preparando una presentación para una jornada piensa: “Pues yo creo que esto debería ser así… ¡qué narices!” y, con la “aceptación” o incluso la “promoción” de la Autoridad por no corregir el dislate, se salta el Título VIII de la Constitución y ya de paso, la necesidad de tener legitimidad democrática para emitir normas de carácter general, utilizando el PowerPoint a modo de BOE.

Y, de técnicos de la Administración muy motivados en Euskadi sabemos un rato y ya hablamos largo y tendido de qué puede y de qué no puede hacer por su cuenta un funcionario en enero de 2013, en febrero de aquel mismo año y un buen montón de veces respecto a las obligaciones o no en el uso del IKS… ¿se acuerdan?

En fin, que me estoy alargando. Algunas pautas anti-rumores malignos:

  • No reenvíen cadenas de mensajes por WhastsApp. Cuanto más indignante o intimidante sea el mensaje que reciben, más probable es que sea mentira y, si dicen cosas como “esto no quieren que se sepa…” o similar, más aún. En cualquier caso, puede comprobarlos en Google. Lo tienen a un click de distancia. En el caso de rumores IPPC, llámenos, escríbanos… lo que quiera. Estamos para eso.
  • Obligatorias, “legalmente” obligatorias, solamente son aquellas cosas que, en caso de hacerlas cuando estén prohibidas, o de abstenernos de hacerlas, cuando sean obligatorias, podemos ser sancionados. Todo lo demás serán recomendaciones o consejos. ¿Es posible enviar su e-DMA antes del 28 de febrero?…. ¡pues claro!, ¡faltaría más!, es incluso muy recomendable. Cuanto antes, mejor… ¿nos pueden sancionar por enviarla el 30 de marzo?… definitivamente, no.
  • La normativa IPPC determina, para las empresas incluidas en su ámbito de aplicación, la derogación de la normativa sectorial… es decir, en todos los aspectos regulados por la AAI se atendrán a ésta siempre y deberán ser notificados individualmente por la misma autoridad emisora de la autorización para que sus obligaciones se modifiquen. Respecto a todo lo incluido en su AAI, hasta que el Gobierno Vasco no les diga algo diferente por vía oficial, nada… su AAI “va a misa”.

En fin, lo dicho, desde AVEQ-KIMIKA les recomendamos hacer la e-DMA antes del 28 de febrero… hoy mismo, si pueden. Utilizando nuestro viejo y querido IKS, ahora sí obligatorio. Este será el último año que lo usaremos… o, al menos, eso dicen los rumores.

 

La ilustración de la entrada es una fotografía del Antiguo Cementerio de Praga. Si alguna vez van de visita por allí, no dejen de entrar y pasear entre las tumbas. Traten de hacerlo a primera hora de la mañana, cuando todavía no esté invadido por los turistas y déjense llevar por su historia. Es un lugar sobrecogedor. Licencia CC Jorge Royan


Para recibir actualizaciones por email de este blog: